Skip to content

Parroquia (7): Retablo de San Agustín

22 febrero, 2010

 

Existió una cofradía de san Agustín desde 1619 hasta, como mínimo, 1777. Y fue muy próspera pues de sus rentas y heredades se traspasaron caudales para otras cuentas, y ello explica también que tuviese sucesivamente tres retablos barrocos.

            El primero de ellos fue visto por el visitador diocesano general de 1685 puesto que ordenaría que se hiciera uno similar en estilo para la Virgen del Rosario. ¿Dónde fue a parar este retablo…? Lo ignoramos.

            En 1712 el visitador general manda hacer un nuevo retablo para san Agustín y que se dorara después, y éste debe ser el que sirvió posteriormente para acoger primero la talla de san Roque y luego la de san Antonio de Padua. Este altar se mudaría de sitio en 1749, año en el que se cambió de lugar el del Rosario y se retejó también la sacristía vieja (posiblemente era la capilla románica).

            El tercer retablo barroco de san Agustín se hizo en 1761, y es el que podemos contemplar en el muro oriental de la capilla del lado del Evangelio, junto al del Rosario. En los Libros de Fábrica hemos averiguado que el maestro arquitecto y tallista que lo hizo fue nada menos que Francisco Forcada Delicado, natural de El Burgo de Osma, que tiene en su haber las siguientes obras, según Jesús Alonso: traza y construcción del retablo de Santiago en la catedral de El Burgo de Osma (1727), retablo de la capilla del Santo Cristo del Sagrario en la colegiata de Berlanga de Duero (1729), retablo mayor de Romanillos de Atienza (1738), retablo de san Ildefonso (1741) y san Agustín (1742) de la catedral oxomense, retablos mayores de Quintanas de Gormaz (1745), Villanueva de Gormaz (1747) y Fuentetovar (1747), y retablo-baldaquino de san Pedro de Osma en la catedral (1750). Y como ha acontecido con muchos artistas, moriría “en la más absoluta pobreza”, siendo sepultado en la capilla de la Reina de los Ángeles, en la catedral de El Burgo de Osma (1762).

            El 24 de abril de 1759, el mayordomo de la fábrica, Manuel de Almazán, da cuenta de haberse abonado mil quinientos veinte reales a Francisco Forcada, a cuenta del retablo colateral de san Agustín que está haciendo, y en la siguiente relación de cuentas, en la primavera de 1761, queda reflejado que se le pagó lo restante: setecientos ochenta reales de vellón. Asimismo consta una partida de ciento doce reales por “conducir y el erraje y demas necesario” para este retablo, que se entregó a otra persona.

            Lo único que está dorado y estofado en este retablo es la escultura de san Agustín portando la Ciudad Mística de Dios en sus manos, y que es realmente extraordinaria. En el centro de la mesa del altar se encuentra un sagrario, dorado también, pero salta a la vista que no pertenecía originariamente a este altar, como tampoco las dos figuras pequeñas que flanquean al santo.

            La querencia episcopal a san Agustín hay que remontarla nada menos que a la restauración de la diócesis por cuanto la regla comunal que adoptan los canónigos de la catedral de El Burgo de Osma será precisamente la de san Agustín, a partir de 1126. Agustinos fueron los obispos Alonso de Toledo y Vargas (1356-1362), Pedro de Rojas (1596-1602), Enrique Enríquez Manrique (1603-1610) y Diego de Melo y Portugal (1794-1795. En la catedral, el obispo Montoya (1454-1474) dedicó a san Agustín la antigua capilla de san Bartolomé, y Forcada realizaría su retablo actual en 1742, que sirvió de inspiración para el de Tajueco. Asimismo, Montoya fundó un Hospital de san Agustín, en plena calle Mayor (esquina Francisco Tello, hoy día), que sería reemplazado, bajo la misma advocación, por el realizado bajo mandato y patrocinio del obispo Sebastián de Arévalo y Torres, durante los años 1694-1701.

            En la hornacina principal de la fachada hay una escultura de san Agustín, y en la capilla -sede ahora de la Oficina de Turismo- se colocó un retablo, barroco también, en 1697, cuyo dorado y estofado realizó Isidro de la Serna, quien realizaría el mismo trabajo en el altar mayor de Tajueco al lado de Francisco Lázaro, en 1712.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: