Skip to content

Lo jacobeo en Tajueco

22 marzo, 2011

Este domingo pasado caí en la cuenta de que tenemos dos conchas jacobeas, vieras, talladas en el retablo de San Agustín, el que hay en la capilla norte, la de la izquierda, en la parroquial de San Pedro.

Como puede leerse en el artículo concreto a este retablo de San Agustín, su tallista fue el burgense Francisco Forcada Delicado.

Concha jacobea de la Capilla de Santiago en catedral de El Burgo de Osma

Esto es lo que he escrito sobre él:

” El tercer retablo barroco de san Agustín se hizo en 1761, y es el que podemos contemplar en el muro oriental de la capilla del lado del Evangelio, junto al del Rosario. En los Libros de Fábrica hemos averiguado que el maestro arquitecto y tallista que lo hizo fue nada menos que Francisco Forcada Delicado, natural de El Burgo de Osma, que tiene en su haber las siguientes obras, según Jesús Alonso:

-traza y construcción del retablo de Santiago en la catedral de El Burgo de Osma (1727),

– retablo de la capilla del Santo Cristo del Sagrario en la colegiata de Berlanga de Duero (1729),

– retablo mayor de Romanillos de Atienza (1738),

– retablo de san Ildefonso (1741) y san Agustín (1742) de la catedral oxomense,

– retablos mayores de Quintanas de Gormaz (1745), Villanueva de Gormaz (1747) y Fuentetovar (1747), y retablo-baldaquino de san Pedro de Osma en la catedral (1750).

Y como ha acontecido con muchos artistas, moriría “en la más absoluta pobreza”, siendo sepultado en la capilla de la Reina de los Ángeles, en la catedral de El Burgo de Osma (1762)”.

En nuestra parroquial tajuecana de San Pedro la viera o concha santiaguista  se encuentra en la cabecera del nicho que acoje a una escultura de San Agustín de Hipona entre los años 396-430 (imagen de portada en este post).

El modelo bien pudiera encontrarse en el nicho e imagen agustina central de la fachada del antiguo hospital de San Agustín en El Burgo de Osma, en la Plaza Mayor, hoy Centro Cultural.

Lo podemos comprobar contrastando esta imagen que aquí incorporo.

Puede verse que el modelo “arquitectónico” del nicho es arquetípico en ambos enclaves. Asimismo, la imagen de este Padre de la Iglesia es similar también: con su mitra de obispo, el báculo episcopal en la mano izquierda, y en la derecha sujetando la mano un libro sobre el cual aparece un templo, emblema todo ello de su obra cumbre: De Civitate Dei, es decir, La Ciudad de Dios.

La otra concha jacobea se alza rematando el retablo, como evidencia esta fotografía. Fijaros en un detalle: la viera es el punto culminante del retablo y bien cabe suponer que su tallista, inflamado en ardor jacobeo y tomando como modelo la concha santiaguista pétrea que corona el retablo de la capilla de Santiago en la catedral de El Burgo de Osma, intentara emular este “conjunto iconológico” (retablo coronado por la viera) en este retablo sin policromar ni dorar de Tajueco.

En el corral de la casa familiar que tengo en Tajueco, tras mi viaje iniciático solsticial del año pasado a la Galicia Mágica, con parada en Santiago de Compostela, plasmé sobre la pared este recuerdo jacobeo.

Y por cierto que, en Tajueco escribí el verano pasado el 80% de la parte gallega de un libro que estoy preparando sobre el final del Camino de Santiago y que, en su parte primera, resumiré lo más importante de lo jacobeo en su plasmación soriana, sobre lo cual llevo escribiendo desde 1992 prácticamente, incluido en Soriaymas.com con la serie Soria en los Mil Caminos de Santiago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: