Skip to content

Los gatos de Tajueco -2- (y Lobsang Rampa)

7 noviembre, 2011

Copito es el gato de mi primo Alfonso, el alfarero de Tajueco. Copito se acerca al umbral de la puerta de mi casa y se sube al alfeizar de la ventana de mi escritorio. Copito sube y baja, va y viene… Mi hija Natalia le ha sacado estas fotos…

Yo, miro los ojos azules de Copito y mi hermano Dionisio me comenta que son de ese color porque proviene de la raza siamesa. Y entonces se me “encienden” los ojos a mi… Y recuerdo los gatos siameses del escritor Lobsang Rampa, cuyas novelas pseudobiofráficas y ocultistas leí con avidez antes de cumplir los veinte años si mal no recuerdo. Quizás deba a Lobsang Rampa mi afición por “lo tibetano” y “lo hindú”… ¡Hay que ver..!  Aprendí algunas cosas de Oriente gracias a este escritor inglés que nos engañaba haciéndose pasar por un lama iniciado en los saberes más ancestrales merced -decía él-  a tener su tercer ojo abierto…  Leí una decena de sus libros, que en una estantería de mi librería de Tajueco reposan… Con el paso de los años fueron quedando olvidadas sus novelas y el esoterismo hindú entró de lleno en mi vida, destacando René Guénon.

Así que, en mi “ecuación personal”,  los gatos están vinculados a Lobsang Rampa, al Tíbet, al Lamaísmo, al norte de India, a la Kundalini y sus chakras…. y a mi infancia…

 

 

 

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: