Skip to content

Almanzor y Bordecorex, ribat en Caltojar y acaso en La Riba de Escalote

31 marzo, 2013

Tras mi participación como ponente de “La Palmera Imaginal” (la de San Baudelio de Berlanga) en el II Simposio Internacional Ibn Arabí de Murcia el 9 de marzo (2013) he investigado nuevamente en torno a la arquitectura fortificada de esta zona soriana y la fuerte presencia islámica que hubo hasta la caída del califato e primera etapa de los reinos de Taifas (la tierra soriana de al Andalus perteneció a las Taifas de Toledo y de Zaragoza).
Almanzor,-Ultima-Campaña,-Bordecorex-Medinaceli
La figura de Almanzor ha vuelto a resurgir con fuerza en estas indagaciones. Ya ocupó muchas páginas en una de mis primeros libros (que tuvo cinco ediciones): Por tierras de Soria, La Rioja y Guadalajara (1997). Su vida y la Ruta de Almanzor desde San Millán de la Cogolla hasta Medinaceli llenaron 121 páginas nada menos. Ya entonces llegué a la conclusión de que Almanzor murió en Bordecorex y llevado luego a Medinaceli para ser enterrado. Y sigo pensándolo así pues lo asevera el arzobispo de Toledo, Rodrigo Jiménez de Rada, protector del monasterio cisterciense soriano de Santa María de Huerta (donde sigue estando el sepulcro del Tudense).

Torre junto a parroquia de Bordecrorex, antes de su restauración

Torre junto a parroquia de Bordecrorex, antes de su restauración

La torre parroquial de Bordecorex hace unos años y su entorno

La torre parroquial de Bordecorex hace unos años y su entorno

El topónimo de Bordecorex es totalmente islámico (“Borg-al Quraysi” es su origen toponímico islámico, denominado en las crónicas como Waldicoraxi, Horcecorex…) y traducible, por tanto, como “Torre Quraisí”, y en  1353 se le llamaba Bardetorres”.  Los Qurays, señalo, era la tribu en al que nació el Profeta del Islam, Muhammad, y al propio Almanzor se le denominó, entre otros apelativos, “al-Quraysi” aunue no era de esta tribu árabe. Y hasta Bordecorex se desplazó urgentemente Abd al-Malik para escuchar las últimas palabras de su padre y conocer personalmente su testamento, poco antes de su fallecimiento el 6 de agosto de 1002.

Cerro Lutero ("El Otero" donde debió haber una atalaya) y Bordecorex a sus pies

Cerro Lutero (“El Otero” donde debió haber una atalaya) y Bordecorex a sus pies

Ibn-al Kardabus, en su Historia de Al-Andalus, nos aporta datos sobre estas últimas palabras de Almanzor, de las cuáles me ha llamado la atención las que señalan que tuvo un talante repoblador (¿también en este Valle del Bordecorex-Escalote?).

Almanzor confiesa a su hijo que no quiso arrasar los territorios situados al sur del Duero sino conquistarlos, decisión que en parte lamentaba moribundo: “Cuando conquisté las tierras de los cristianos y sus fortalezas, las repoblé (y avituallé) con los medios de subsistencia de cada lugar y las sujeté con ellas hasta que resultaron favorables completamente. Las uní al país de los musulmanes y fortifiqué poderosamente, mas he aquí que yo estoy moribundo, el enemigo vendrá y encontrará unas regiones pobladas y medios de existencia preparados, entonces se fortalecerá con ellos para asediarlas, y se ayudará, al encontrarse con ellos, para sitiarlas, y seguirá apoderándose de ellas poco a poco, pues las recorrerá rápidamente, hasta que se haga con la mayor parte de la península, no quedando en ella sino unas pocas plazas fuertes. Si Dios me hubiese inspirado devastar lo que conquisté y vaciar de habitantes lo que dominé, y yo hubiese puesto entre el país de los musulmanes y el país de los cristianos diez días de marcha por parajes desolados y desiertos, aunque (éstos) ansiasen hollarlos, no dejarían de perderse. Como consecuencia, no llegarían al país del Islam sino en jirones, por la cantidad (necesaria) de provisiones de ruta y la dificultad del objetivo”.

Iglesia de Bordecorex. La torre defensiva convertida en campanario a la izquierda.

Iglesia de Bordecorex. La torre defensiva convertida en campanario a la izquierda.

La línea defensiva-ofensiva militar establecida desde Medinaceli (capital de la Marca Media de al Andalus cuando Almanzor fallece) hasta San Esteban de Gormaz ha sido bastante estudiada, aunque todavía quedan muchos flechos y concrecciones históricas y arquitectónicas. Línea que tuvo castillos en Medinaceli, Barahona, Berlanga de Duero, Gormaz, Osma y San Esteban de Gormaz, apoyada por una red de atalayas y de otros baluartes.

Atalayas-Bordecorex-Caltojar-San Baudelio

La mal llamada “Crónica del Silense” (en verdad “Historia legionensis”) señala que Fernando I de León realizó en 1059-1060 una incursión rápida por estos lugares, conquistando Gormaz, Vadorrey, Aguilera, Berlanga y el Valle de Bordecorex, bajando en su razzia hasta tierras de Guadalajara.Y a su vuelta arrasó las estructruras militares islámicas del Valle de Bordecorex, pero varias cosas hay dudosas en esta Crónica Silense escrita tras la muerte de Alfonso VI en 1109, o sea, medio siglo después de esta galopada de Fernando I y, por tanto, sujeta a errores históricos (aunque tuvo que tomar los datos básicos de alguna crónica de la historia de los hechos, “gesta regum”, de Fernando I supongo).

Atalaya Veruela, entre Caltojar y Bordecores, en la ladera norteña

Atalaya Veruela, entre Caltojar y Bordecores, en la ladera norteña

El Cronista “Silense-Legionensis” relata que Fernando I destruyó toda fortificación existene en el Valle de Bordecorex, lo cual no es cierto arquelógicamente, aunque desde Caltojar a Berlanga de Duero no queda atalaya alguna.

Desde la Atalaya Veruela se ve la de Ojaraca, también término de Caltojar

Desde la Atalaya Veruela se ve la de Ojaraca, también término de Caltojar

Ahora bien, sí que es verdad que en el núcleo urbano de Caltojar o inmediato entorno no existe nada pese a que su topónimo nos está diciendo que allí tuvo que haber una fortificación dado que su nombre islámico es “Calat Thagr” esto es, “Castillo limítrofe o fronterizo” (en 1353 su topónimo es Calatahojar).

Caltojar visto desde la carretera que va a Bordecorex

Caltojar visto desde la carretera que va a Bordecorex

En Caltojar se une al río Escalote el río Bordecorex o Torete (que nace en Conquezuela, cerquita del ribat de la cueva Harzal de Olmedillas). Así que Caltojar era un punto de encuentro de dos líneas defensivas-ofensivas en esta Marca Media de al Andalus: la que proviene de Atienza y la que viene de Medinaceli-Barahona, o sea se encontraba en una “tierra limítrofe”, idóneo por tanto para que existiera algo más que una atalaya, seguramente una especie de Casa Fuerte con una pequeña guarnición conformando seguramente un ribat (nada más idóneo para este enclave “limítrofe”).  Y, por cierto, el topónimo “La Riba de Escalote” (que vigila la atalaha de Melero) ¿podría derivar de Ribat del Escalote? (ya conocemos las explicaciones latinas del topónimo, pero aventuramos esta islámica por nuestra parte).

Atalaya Melero en La Riba de Escalote

Atalaya Melero en La Riba de Escalote

Nota: Complementar este post con la lectura de

Red militar islámica desde Medinaceli a San Esteban de Gormaz, con sus castillos, atalayas, torres…

Redes de atalayas islámicas al sur del Duero soriano, caminos y arqueología islámica

Algarada de Fernando I desde Gormaz a Bordecorex

Un ribat custodiando la entrada a la Cuenca del Bordecorex camino de San Baudelio, en Olmedillas

Batalla de Calatañazor y muerte de Almanzor (Florian del Campo y Ambrosio de Morales)

Entrevista  a Angel Almazán sobre San Baudelio islámico y oratorio sufi del Valle de Bordecorex

Consideraciones sobre los ribats-rábidas-rábitas, IV

Consideraciones sobre los ribats-rábidas-rábitas, III

Consideraciones sobre los ribats-rábidas-rábitas, II

Consideraciones sobre los ribats-rábidas, I

Las iglesias románicas de Bordecorex y Caltojar están dedicadas a San Miguel, lo que nos está indicando ya su "marchamo" de Reconquista cristiana

Las iglesias románicas de Bordecorex y Caltojar están dedicadas a San Miguel, lo que nos está indicando ya su “marchamo” de Reconquista cristiana y asentamiento en enclaves habitados anteriormente por una población islámica

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 11 abril, 2013 9:59 pm

    Es verdad que entre Caltojar y Berlanga no quedan atalayas en pie, pero si algunos indicios de que las hubo.:
    En Casillas, enfilando el camino de Rebollo, En Ciruela en el cerro de la Torrecilla, que seguramente tuvo influencia en su mismo topónimo actual, y en Berlanga ya rondando al castillo la de Las Atalayas y la de Los Cordeles completarían la comunicación visual entre Caltojar y la Alcazaba de Berlanga
    Me han impresionado mucho las palabras de Almanzor en su lecho de muerte, que contradicen esa aura sanguinaria que le atribuye la imaginería cristiana
    Enhorabuena, Angel, por tu trabajo, y gracias por hacernos partícipes
    Tambien he sentido emoción con la entrada de los niños del seminario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: