Skip to content

Recordando a Timoteo

31 agosto, 2013

Timoteo-en-la-iglesia
En esta semana hemos despedido los tajuecanos a Timoteo.
Timoteo-y-Angela-en-nuestra-boda

A sus familiares les hemos dado el pésame, les hemos abrazado…

Timoteo y Ángela están ahora juntos en los Cielos, se han reencontrado. Ambos mantuvieron una gran amistad con mis padres, y por eso fueron las únicas amistades de Quintín que estuvieron presentes en mi boda. Yo les aprecié muchísimo precisamente por eso, por esta doble amistad con Eusebia y Quintín…

Y ese lazo emocional se ha mantenido durante décadas en mi corazón, y se incrementa, con lágrimas, en estos momentos en los que estoy escribiendo este “in memoriam” y viéndoles en la foto de mi boda.

Mi esposa, conociéndome como me conoce, me ha dicho: “Sí, pon esa fotografía en el que todos éramos felices”.

Timoteo y Quintín estuvieron juntos en el cuartel de Zaragoza haciendo la mili, como lo muestra la foto de ambos -mozos militronchos- de mayo de 1953. ¡Hay que ver que guapos estaban!

Quintin-y-Timoteo-en-la-mili

Timoteo y Quintón agachados en la plaza de Tajueco

Timoteo y Quintín agachados en la plaza de Tajueco

Timoteo-saliendo-de-la-iglesiaDurante un verano, hace ya muchos años, trabajé en la brigada forestal de limpieza de montes con los hombres de Tajueco y, cuando descansábamos, le contaba a Timoteo la historia de la Papisa Juana.

Esta singular historia eclesiástica le fascinó a Timoteo y en los últimos años seguía pidiéndome más y más datos al respecto. Es una anécdota que acompañará su recuerdo en mi mente.

He mirado en mis archivos fotográficos y he encontrado todas estas  imágenes suyas que quiero aquí compartir con todos los tajuecanos y tajuecanas, y muy especialmente con su familia directa.

Familia-de-TImoteo-en-libro-de-Tajueco

Timoteo con su familia (Libro de Tajueco, 2001)

Con Juan Antonio me encontré en la Dehesa de Soria al día siguiente del entierro (curiosamente su hijo y el mío han estudiado lo mismo en la Universidad)  y me dió permiso para rendirle este homenaje fotográfico que, Araceli, igualmente compartirá sin duda alguna. UN GRAN ABRAZO PARA LOS DOS.

Quiero recordarle sonriente, saboreando la vida… vitalista…, como prepondera en mi memoria.

Y quiero imaginarlo en los Cielos brindando por los que quiso y apreció, mientras bebe del porrón del vino angelical, como lo hiciera en el refrigerio del Cántico de las Ánimas preparándose para el Brindis Celeste de los buenos de corazón.

Y el 1 de noviembre, le tendré presente, junto a mis últimos familiares fallecidos, pues forman parte de las Ánimas a las que cantaremos de ahora en adelante, hasta que la Parca nos lleve también.

Timoteo-con-el-porrón-en-Animas-de-2005

Timoteo-Animas-de-2007-con-porron

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: