Skip to content

El topónimo Tajueco y el fitónimo tejo

28 enero, 2017

tejo-en-museo-numantino-de-soriaHacia 1998 conocí personalmente al catedrático soriano Guillermo García Pérez. Compartimos una comida de trabajo preparatoria de la Ruta del Cid por la provincia de Soria, conversamos y congeniamos. Y un día, hace ya bastantes años, me envía un carta preguntándome si en el término municipal de Tajueco había tejos pues estaba realizando investigaciones toponímicas en torno al tejo y suponía que tal vez el origen toponímico de Tajueco era el fitónimo latino del tejo, esto es, “taxus baccata L)” (la “x” se transforma en sonido “j”  con la transformación del latín al castellano romance y su evolución lingüística posterior).

En mi libro, Tajueco. Entre pinares y alfares, no recojo esta posible etimología sugerida por García Pérez en las dos páginas que dedico a la toponimia de Tajueco, pero en esta ocasión, con este post, sí que lo voy a plantear como posibilidad puesto que la lectura del libro “La savia del tejo” escrito por David Matarranz y la de diversos ensayos de los que he dado cuenta en dos posts en Elige Soria así me lo sugiere (léanse: Los tejos, ya protegidos en el Fuero de Soria  – El tejo, árbol totémico desde el Paleolítico y en la Celtiberia).

el-tejo-articulos-angel-almazanA Guillermo García Pérez le subyuga el montañismo, caminar por cerros y montañas disfrutando de la Naturaleza, especialmente de su botánica y, más concretamente, de los árboles, sobre todo del tejo. De sus indagaciones antropológicas respecto a los árboles sobresale su ensayo El árbol sagrado en España (publicado en dos partes en internet) y respecto al tejo ha “perseguido” su toponimia en diversos ensayos.

tejo-en-guillermo-garcia-perez

Así que es momento, por mi parte, de no soslayar su propuesta toponímica del tejo para Tajueco, de cuya raíz etimológica derivan muchas palabras según Guillermo García Pérez:

palabras-derivadas-de-tejo-ebn-guillermo-garcia-perez

No hay tejos en el término tajuequense, que yo sepa (aunque sí el topónimo Tajones). Pero eso no importa. ¿Y por qué? Pues porque sabemos que el tejo ha sido objeto de culto ancestral desde la prehistoria en la Europa Indoeuropea y quizas anteriormente. Incluso han existido tribus con advocaciones al tejo como “Pueblos del tejo”. Así que factible es que los primeros pobladores medievales de Tajueco pudieran provenir de tierras norteñas, burgalesas o riojanas, para más señas, en donde sí había tejos y donde esta especie arbórea cumplía unas funciones utilitarias (por su madera, como alimento para animales, etc), simbólicas (como los historiadores de religiones y etnólogos han constatado en muchas partes de Europa) y también para esenciales aspectos vitales (debido a su toxicidad y a sus propiedades alucinógenas). Y, como es habitual cuando se fundan poblaciones, los fundadores otorgan a su aldea-pueblo un topónimo  vinculado a su lugar de origen.

¿Pudo acontecer esto con el topónimo Tajueco? Por supuesto. La repoblación medieval de la comarca histórica primigenia en la que se encuentra Tajueco fue dirigida nada menos que por Gonzalo Núñez de Lara, tenente de Lara y Osma, que focalizó esta Comunidad de Villa y Tierra en Andaluz, al que otorgó fuero en 1089, siendo testigo de tal otorgamiento Félez Muñoz, sobrino del Cid Campeador. Gonzalo Núñez de Lara era biznieto de Fernán González, primer conde de Castilla, según Salazar y Castro.

Wikipedia indica que “ejerció varias tenencias, incluyendo Carazo, Huerta, Osma y Lara, esta última gobernada durante catorce años desde 1081 hasta 1095.29 1 30 Sus propiedades se encontraban en Castilla la Vieja, Tierra de Campos y en Asturias, y tenía derechos en Hortigüela, así como en los pueblos de Duruelo de la Sierra, y Covadela”. En Hortigüela (Sierra de la Demanda burgalesa), hay tejos. Y no digamos ya en la burgalesa Carazo donde todavía subsiste una hermosa tejeda junto a los cantiles de Peña Carazo, cuyas ramas eran cortadas para el Domingo de ramos. Así mismo en Asturias, por supuestísimo que hay tejos, además es un territorio en el que han sido objeto secular de tradiciones etnobotánicas importantes.

Por tanto quizás la intuición de mi amigo Guillermo sea cierta y que Tajueco se llama así porque sus fundadores venían de un pueblo donde el tejo era bastante importante.

rama_fruto_arilo-del-tejo

 

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 3 febrero, 2017 11:15 pm

    Ibamos en bicicleta y en una de las curvas que hay subiendo a Tajueco desde la fuente de la Rana, se nos cayó una de las ciclistas y casi se despeña por un terraplén. Se me ha ocurrido que pese a que no está en terreno escarpado el pueblo, si que hay algun TAJO que otro, como el del incidente, y por lo pequeño quizás lo llamaron tajuco, usando el diminutivo montañés. Si te parece una tontería no me hagas caso,pero he pensado en ello algunas veces ante lo poco diáfano que es el topónimo

  2. 4 febrero, 2017 12:32 pm

    Los tajos como quebrantos del terreno, hoces o hundimientos bruscos de terrenos no existen en el núcleo urbanístico del pueblo, ni es peculiar de lo que es su término municipal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: